Es muy importante prestar atención a las normas de comportamiento de las redes sociales para tener una mejor convivencia dentro de ellas. Ya sea si tienes un canal individual o un equipo de trabajo, todos deben conocerlas y aplicarlas.                                                            Normas de comportamiento en las redes sociales

Siempre debes tener tu público objetivo como prioridad

Un comportamiento común, y que debe ser una regla, es tener a tu comunidad siempre como prioridad para responder y estar pendiente de toda la información que requiere y que debe transmitir tu canal, según sus necesidades.

Sin importar cual sea tu red social, siempre debes atender de la mejor manera a tu público, ofreciendo, además, información valiosa y de calidad para ellos.

Ten mucho cuidado con la automatización de mensajes

En algún momento podemos automatizar nuestros canales en las redes sociales, ya que esto muchas veces resulta sumamente práctico. Sin embargo, debemos controlar y no abusar de la automatización de los mensajes, ya que, en lugar de lograr atraer a un posible cliente, algunos mensajes vacíos o poco sensibles pueden causar que dejen de seguirnos.

Una forma adecuada de mostrar esa calidad humana a tus seguidores, es seguir proporcionándoles ese contenido adecuado y de calidad por el cual muchos llegaron a suscribirse a tu canal.

Si de alguna manera quieres dar una información automatizada, debes tener cuidado en ser muy sutil y no caer en abusos.

Dedica tiempo a responder a todos los comentarios

La comunicación en las redes sociales es muy importante. Los mensajes son interactivos, surgen en tiempo real y muestran el interés que tienen tus seguidores hacia tu marca o negocio.

Una buena comunicación genera confianza y, por ende, un mayor éxito a tu canal. Debes asegurarte de poder responder, de forma rápida, a cualquier inquietud que tengan tus seguidores.

Puedes encargar esa tarea a personas de tu equipo o, simplemente, dedica tú mismo el tiempo para ello. En el caso de que tengas muchas interacciones diarias, debes establecer prioridades de respuesta.

Deben ser respondidos todos los mensajes, incluso los negativos. Estos pueden ser la oportunidad para dar una respuesta que aclare a otros clientes la posible molestia causada y así solventar de manera rápida un mal entendido.

Nunca hables mal de tu competencia

Las redes sociales nos brindan la oportunidad de seguir a nuestra competencia y nos puede ayudar a obtener algunas ideas. Sin embargo, no podemos abusar. Siempre debemos ser profesionales y respetuosos y, por ningún motivo debemos menospreciar a la competencia. Estamos a la vista de todos, y cualquier mensaje negativo o mal interpretado, puede causar una gran desventaja delante de nuestros seguidores.

Las buenas relaciones dentro de las redes sociales son normas de comportamiento que se deben tener presente sin dudar. Se prudente y analiza antes lo que vas a publicar para no menospreciar a tu competencia.

No abuses de los hashtags

Los hashtags pueden ser una gran herramienta para mejorar la visibilidad y el alcance de tus mensajes en las redes sociales. Pero el abuso del mismo puede distraer y pasar a ser de mal gusto ante tu audiencia.

Sabemos que solo algunas redes sociales permiten hacer uso de los hashtags. Por lo que, en aquellas que no te proporcionen visibilidad, no las uses.

La elección y el uso de los hashtags debe realizarse de forma moderada. Siempre se deben utilizar para dirigirte a una audiencia determinada. Tal como lo explicamos en nuestro artículo sobre todo lo que debes saber sobre el uso de hashtags.

Debes separar tus cuentas de negocio de tus cuentas personales

Este es uno de los consejos que muchos principiantes olvidan.

Debemos tener presente que no tenemos la misma audiencia en la cuenta personal y en la empresarial. Separar las cuentas es de suma importancia para evitar cualquier confusión al momento de publicar.

No enviar spam a tus seguidores

Enviar spam a nuestros seguidores puede generar que muchos dejen de seguirnos.

Cuando se envía spam, es sinónimo de mal uso de las redes sociales y es la peor forma de hacer publicidad. Esto es definitivamente una muy mala decisión.