La famosa red social Instagram ocultará comentarios de forma automática en aquellos casos donde los mismos puedan ser potencialmente ofensivos. Esto como parte del intento constante de Instagram de abordar el acoso en línea.            Instagram ocultará comentarios que podrían considerarse ofensivos

Instagram afirmó que los comentarios que se ocultasen serán parecidos a los que han informado los usuarios en el pasado. Pero aclarando que los usuarios, sin embargo, aún podrán tener la opción de darle click en “Ver comentarios ocultos” para visualizar esos comentarios.

A su vez anunció que la plataforma está utilizando sistemas de inteligencia artificial para identificar el lenguaje de cualquier tipo de acoso en los comentarios.

Cabe destacar que actualmente en Facebook los usuarios tienen la opción de ocultar cualquier cosa que la plataforma determine que es ofensiva.

Adam Mosseri, quien es actualmente el jefe de Instagram, tomando el timón de esta red social desde hace poco más dos años, se ha comprometido a luchar contra el acoso en línea.

El año pasado, la empresa propiedad de Facebook lanzó una herramienta llamada “Restringir”, la cual permite restringir a otro usuario, lo que significa que los comentarios en sus publicaciones solo son visibles para ellos y no para otras personas. También agregó anteriormente una función que permite a las personas saber cuándo su comentario puede considerarse ofensivo antes de que sea publicado.

La intención primordial es que les dé a las personas la capacidad de hacer una pausa y poder reflexionar.

Instagram, además, agregó que desde que introdujo las advertencias en los comentarios ha visto una “mejora significativa” en las personas que editan o no publican el comentario, aunque no dio mayores detalles.

Instagram también aseguró que agregará una advertencia adicional a las personas que hayan publicado varios comentarios que podrían ser ofensivos. La notificación les solicita que vuelvan a su comentario; de lo contrario, podrían correr el riesgo de sufrir consecuencias, como que se oculte su comentario o incluso que se elimine su cuenta.

Twitter también ha realizado pruebas similares. A principios de este año comenzó a motivar a los usuarios a considerar reescribir su respuesta a un tweet antes de publicarlo, en el caso que contenga lenguaje potencialmente ofensivo.